Cómo afrontar la vuelta al cole

Por | 15 octubre, 2017 | 0 comentarios

Cómo preparar la vuelta al cole

 

Para gran parte de las familias españolas, el mes de septiembre presenta un gran reto: volver a la rutina. Y los más pequeños de la casa no son ajenos a esta adaptación. El inicio del curso escolar requiere regresar a la vida ordenada de horarios, comidas y sueño. A veces los padres se preocupan por si será posible que los niños se adapten sin problemas.

La realidad es que sí, aunque no todos los menores lo hacen de la misma forma, a unos les cuesta más que a otros pero con un poco de ayuda y algunas estrategias conseguirán incorporarse a su vida escolar sin dificultad. Aprovechando que durante la primera semana de septiembre los niños no tienen colegio se puede utilizar estos días para ir poco a poco introduciéndoles en la rutina. Podemos comenzar con los horarios de comidas y cenas, también con la hora del baño y, si ambos progenitores se sienten con ganas, proponerle alguna actividad que le permita estar tranquilo y concentrado por unos minutos.

Las psicólogas del gabinete madrileño Crecer con emoción han querido aportar algunas ideas a esta, a veces temida, vuelta al cole.

Depende de las edades

Con cada edad la vuelta al cole se afronta de distinta manera. «Los padres han de ser conscientes del momento evolutivo en el que se encuentran sus hijos y qué pueden estar demandando», explica la psicóloga Pilar Arroyo. ¿Les cuesta aún la separación?, ¿son tímidos y les inquieta ver a sus compañeros de nuevo? «Si es así —explica— es importante escucharlos y permitirles que tengan un período de adaptación y que sientan que sus padres están cerca apoyándoles en lo que necesiten».

Según las psicólogas, «con aquellos niños que no es su primer año de colegio, resulta positivo hablar de lo que les espera… un nuevo curso da comienzo, lo cual no implica todo novedad y vértigo, quizás sí en cuanto a materia, profesores y aula, pero el centro ya es conocido y parte de los niños también. Además, si a vuestro hijo le cuesta de nuevo arrancar y se siente algo retraído con la idea de volver al cole, podrías ayudarle contándole todas las cosas buenas que pasan en el colegio (y que él ahora mismo no recuerda), rememorar algún día divertido del curso pasado y proyectar futuros momentos positivos que vivirá»

Recomendaciones

Desde los 12 meses hasta los 3 años

—Adaptación paulatina para que vaya conociendo el nuevo espacio y siempre con una persona de referencia que le aporte la seguridad que necesita en ese momento.

—Poco a poco ir retirándose para que sea la profesora la que, de manera progresiva, se convierta en la figura de referencia que le transmitirá la seguridad que necesita para sentirse cómodo y bien.

—Es positivo despedirse siempre del niño, aunque lo vaya a pasar mal durante un tiempo, es fundamental para que entienda que nos vamos pero luego volveremos a por él, su figura de apego se va y luego regresa. Si desaparecemos sin avisar podemos generarle mucha ansiedad y el niño intentará por todos los medios no separarse de nosotros.

De los 3 a los 6 años:

—Los días previos al comienzo del colegio procura hacer actividades más tranquilas.

—Procura llegar de vacaciones unos días antes de empezar el colegio, de esa manera los niños van haciéndose a su casa y sus cosas, lo que está más asociado a las rutinas.

De los 6 años en adelante:

—Un par de días antes comienza a hablar de la vuelta al colegio, prepara con tu hijo el material que va a necesitar (mochila, lápices, libros…). Todo esto suele hacerles ilusión, sobre todo si pueden elegirlo y es de su personaje favorito.

—Empatiza con sus emociones, escucha sus inquietudes y acepta sus quejas, sin negar pero proponiendo una visión positiva. Por ejemplo: es verdad que da mucha pereza madrugar pero ya verás como luego no te cuesta tanto como crees.

Como todos los cambios a veces la adaptación es dura, pero es importante transmitir a los niños que es positivo cerrar etapas y que las vacaciones son maravillosas porque suponen un premio a todo un trabajo bien hecho, trabajo que llega de nuevo. Además los niños, aunque parezca imposible también se cansan de tanto tiempo libre, agradecerán la vida ordenada que supone el fin de las vacaciones.

 

Fuente: ABC

Categorías: blog

Deja un comentario

Su dirección de e-mail no será publicada. Los campos obligatorios se indican con*

*